144 informadores asesinados en un trágico 2012

[singlepic id=36 w=320 h=240 float=center] Bandera de la Independencia de Siria enarbolada por opositores al régimen. Autor: FreedomHouse2

“2012, un año terrible. Un año funesto”. Con estas palabras tan demoledoras comienza el informe que ha elaborado Reporteros Sin Fronteras sobre la libertad de información en el año 2012. La asociación destaca que en los 17 años que lleva realizando este análisis no se había topado con cifras tan desgarradoras como las del pasado año. El terrible aumento de periodistas asesinados apunta a dos escenarios concretos. Uno de ellos es Siria, donde hace ya dos años comenzaron los levantamientos populares enmarcados en la denominada Primavera Árabe, que acabarían desembocando en la guerra civil. Del otro escenario apenas dan cuenta los medios de comunicación pese a que en él han muerto los mismos periodistas que en el territorio sirio. Es Somalia, un país prácticamente condenado al mutismo.

El pasado año fallecieron 90 periodistas en todo el mundo por ejercer su profesión, 18 de ellos en Siria y 19 en Somalia. Cuarenta y seis periodistas ciudadanos de un total de 48 también fueron asesinados en la república árabe. No les sigue muy de lejos Pakistán, con una decena de periodistas asesinados, a manos principalmente de talibanes y de grupos separatistas.

La situación es igualmente dramática en numerosos países, donde detener a periodistas se ha convertido en práctica habitual. Durante 2012 fueron encarcelados 338 periodistas, colaboradores e internautas. Reporteros Sin Fronteras concluye que de los 72 periodistas apresados en Turquía, al menos 42 de ellos están en la cárcel por su actividad profesional, siendo este país la cárcel más grande del mundo para los periodistas. La situación es similar en otros países, como Eritrea, China, Irán y, de nuevo, Siria.

Turquía es la cárcel más grande del mundo para los periodistas

Si el islamismo radical es uno de los peores enemigos para la libertad de expresión, según se desprende del informe, la libertad de información en Sudamérica está azotada por el narcotráfico, principalmente en México, Brasil y Colombia. Las medidas de control de la información, son evidentes en distintos países de América del sur. Por ejemplo, en Honduras, donde fueron asesinados dos periodistas, y se mantiene una política de persecución de medios de comunicación y represión de defensores de derechos humanos y movimientos sociales. Mejor pronóstico hay en El Salvador y República Dominicana donde sus gobiernos están implementando políticas que favorecen que los periodistas puedan ejercer su trabajo con mayor seguridad.

España se sitúa en el puesto 36, de 179, del barómetro de libertad de información. Varios acontecimientos ocurridos en 2012 se han interpretado como cortapisas al derecho de acceder a una información lo más objetiva posible. Entre ellos, las sentencias judiciales a la periodista de la Cadena SER, Pilar Velasco, que fue acusada por “descubrimiento y revelación de secretos” por la difusión del vídeo titulado “Los espías siguieron muy de cerca a Ignacio González”. En el documento gráfico se ofrecían imágenes grabadas con cámara oculta en un viaje realizado por el ahora presidente de la Comunidad de Madrid a Cartagena de Indias, del que la periodista se negó a revelar la identidad de sus fuentes.

Al margen de lo anterior, el tema que más polémica ha generado en nuestro país, en lo que a libertad de información se refiere, ha sido el anunciado estudio de prohibición de toma de imágenes de la policía en manifestaciones. Esta iniciativa ha sido considerada una vulneración directa de dicho derecho, no sólo por RSF sino por
otros colectivos como la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, que aludía claramente a censura informativa.

El tema que más polémica ha generado en nuestro país ha sido el anunciado estudio de prohibición de toma de imágenes de la policía en manifestaciones

El estudio también descalifica la modificación legal acometida en 2012 para nombrar presidente de RTVE, y recuerda que un 70% de los trabajadores de informativos de TVE se mostró contrario a la sustitución de su anterior director, Fran Llorente, por Julio Somoano, responsable de informativos en Telemadrid. Con esta reforma la elección se hace ahora por mayoría absoluta, sin consenso entre partidos.

Y, como broche a la situación en España, el Proyecto de Ley de Transparencia, actualmente en fase de debate en el Congreso, y que a juicio de los activistas ha arrancado con graves deficiencias. El 19 de septiembre pasado, la Coalición ProAcceso, afirmaba que el Proyecto de Ley no se ajustaba a los estándares mínimos establecidos por el Consejo de Europa para la redacción de las leyes de acceso a la información.

Share

Acerca de Montse Botella

Mi primera escuela de periodismo fue la radio libre en Madrid. Durante seis años presenté magazines y radiofórmula simplemente por afición y porque quería contar a los oyentes historias reales, aunque algunas no tuvieran mucha cabida en medios convencionales. Una vez finalizados mis estudios, y tras pasar brevemente por la prensa escrita, inicié mi trayectoria profesional en los servicios informativos de Onda Cero Alicante. Posteriormente, orienté mi trabajo hacia la consultoría de comunicación para empresas y entidades del Tercer Sector... y en ello estoy desde hace una década. En la actualidad, en Grupo Comunicating. Me interesan, especialmente, los temas sociales.
Esta entrada fue publicada en Derecho a la Información, Derechos Humanos, Periodismo, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*